text.skipToContent text.skipToNavigation
up

Que nada te detenga. Vayas a donde vayas, te acompañará una cálida fragancia oriental con notas especiadas y maderosas que remiten al poder abrasador de los desiertos. Una combinación desafiante en donde destacan los acentos picantes de la pimienta negra y el jengibre, sobre un fondo de tabaco. Un reflejo del hombre de espíritu libre, que ama la aventura.

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

añadir a favoritos

1,00 / 1 ver comentarios

Que nada te detenga. Vayas a donde vayas, te acompañará una cálida fragancia oriental con notas especiadas y maderosas que remiten al poder abrasador de los desiertos. Una combinación desafiante en donde destacan los acentos picantes de la pimienta negra y el jengibre, sobre un fondo de tabaco. Un reflejo del hombre de espíritu libre, que ama la aventura.

¡descubre más!

Ingredientes

Jengibre: Un aroma penetrante, exótico y lleno de calidez que aporta un toque vigorizante a la fragancia.

Tabaco: Una nota de gran fuerza aromática que agrega matices dulces, ahumados y misteriosos.

Pimienta negra: Caliente y fresca a la vez, esta nota otorga carácter y fuerza a la composición, resaltándola.

Jengibre: Un aroma penetrante, exótico y lleno de calidez que aporta un toque vigorizante a la fragancia.

Tabaco: Una nota de gran fuerza aromática que agrega matices dulces, ahumados y misteriosos.

Pimienta negra: Caliente y fresca a la vez, esta nota otorga carácter y fuerza a la composición, resaltándola.

Modo de uso

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Aplícala directamente sobre la piel y desliza. Después de aplicar, evita frotar.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Aplícala directamente sobre la piel y desliza. Después de aplicar, evita frotar.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

comentarios

Comentarios   1  
1   Puntuación media