text.skipToContent text.skipToNavigation
up

Los retos no te asustan, las victorias te encantan. Forte habla por ti con su vigorizante mezcla de notas herbales. El aroma inicia con acentos frescos de romero de Marruecos. La salvia le da un nuevo impulso que mantiene la intensidad. Y porque siempre quieres más, la experiencia olfativa sigue sin descanso con matices de cuero que resisten el paso del tiempo.

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

añadir a favoritos

Los retos no te asustan, las victorias te encantan. Forte habla por ti con su vigorizante mezcla de notas herbales. El aroma inicia con acentos frescos de romero de Marruecos. La salvia le da un nuevo impulso que mantiene la intensidad. Y porque siempre quieres más, la experiencia olfativa sigue sin descanso con matices de cuero que resisten el paso del tiempo.

¡descubre más!

Ingredientes

Romero de Marruecos: Una nota fresca e intensa que le da una profundidad inesperada a la fragancia.

Salvia: Un aroma herbal que despliega matices de heno y tabaco para un plus de vigor y masculinidad.

Cuero: Un aroma cálido y masculino, recreado a partir de extractos naturales como el abedul, el enebro y el cedro. Aporta una nota singular, lujosa y sensual.

Romero de Marruecos: Una nota fresca e intensa que le da una profundidad inesperada a la fragancia.

Salvia: Un aroma herbal que despliega matices de heno y tabaco para un plus de vigor y masculinidad.

Cuero: Un aroma cálido y masculino, recreado a partir de extractos naturales como el abedul, el enebro y el cedro. Aporta una nota singular, lujosa y sensual.

Modo de uso

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Aplícala directamente sobre la piel y desliza. Después de aplicar, evita frotar.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Aplícala directamente sobre la piel y desliza. Después de aplicar, evita frotar.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

comentarios

Comentarios   0  
0   Puntuación media