text.skipToContent text.skipToNavigation
up

La vida se parece a un juego de ajedrez. A veces para ganar hay que arriesgar, y Jaque es tu mejor estrategia para conquistar. Su aroma oriental con notas magnéticas de azafrán, roble real y coñac representa el espíritu de un hombre que sabe lo que quiere.

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

añadir a favoritos

La vida se parece a un juego de ajedrez. A veces para ganar hay que arriesgar, y Jaque es tu mejor estrategia para conquistar. Su aroma oriental con notas magnéticas de azafrán, roble real y coñac representa el espíritu de un hombre que sabe lo que quiere.

¡descubre más!

Ingredientes

Azafrán: Una pequeña flor de la familia del Iris conocida desde la antigedad. Su perfil es sensual, suave e íntimo, con una nota terrosa.

Roble real: Un árbol de bosque de montaña que crea un aroma leñoso, musgoso y seco.

Coñac: Proveniente del oeste de Francia, es el brandy más famoso de mundo. Una nota refinada que recuerda a las uvas envejecidas y barriles de roble. Es utilizado en fragancias orientales y composiciones maderosas para dar profundidad y vitalidad.

Azafrán: Una pequeña flor de la familia del Iris conocida desde la antigedad. Su perfil es sensual, suave e íntimo, con una nota terrosa.

Roble real: Un árbol de bosque de montaña que crea un aroma leñoso, musgoso y seco.

Coñac: Proveniente del oeste de Francia, es el brandy más famoso de mundo. Una nota refinada que recuerda a las uvas envejecidas y barriles de roble. Es utilizado en fragancias orientales y composiciones maderosas para dar profundidad y vitalidad.

Modo de uso

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Después de aplicarla, evita frotar la piel. Esto descompone la fragancia y hace que se desgaste más rápidamente.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Después de aplicarla, evita frotar la piel. Esto descompone la fragancia y hace que se desgaste más rápidamente.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

comentarios
Comentarios   0  
0   Puntuación media