text.skipToContent text.skipToNavigation
up

La confianza es sexy y hoy te sientes más segura que nunca. Soy Sexy es un aroma que te animará a ser esa chica atrevida que no se preocupa en el qué dirán. Su aroma oriental es una fina combinación de notas de nerolí, sándalo y almizcle.

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

¡Me encanta!

¿Quieres eliminar este artículo de tu Wishlist?

añadir a favoritos

La confianza es sexy y hoy te sientes más segura que nunca. Soy Sexy es un aroma que te animará a ser esa chica atrevida que no se preocupa en el qué dirán. Su aroma oriental es una fina combinación de notas de nerolí, sándalo y almizcle.

¡descubre más!

Ingredientes

Flor de nerolí: La composición de su aroma lleva retazos de hojas verdes y especias. Tiene un carácter dulzón y ligeramente metálico.

Sándalo: Originario de la India, es uno de los perfumes más antiguos que existe. Utilizado en antiguos cultos orientales para alcanzar la armonía espiritual y limpiar pensamientos. Su aroma es cálido, leñoso, un tanto dulce y muy sensual. Al inicio es sutil y luego va haciéndose cada vez más intenso.

Almizcle: El almizcle es una de las notas sexys más conocidas en perfumería. Le aporta al aroma intensidad y fuerza.

Flor de nerolí: La composición de su aroma lleva retazos de hojas verdes y especias. Tiene un carácter dulzón y ligeramente metálico.

Sándalo: Originario de la India, es uno de los perfumes más antiguos que existe. Utilizado en antiguos cultos orientales para alcanzar la armonía espiritual y limpiar pensamientos. Su aroma es cálido, leñoso, un tanto dulce y muy sensual. Al inicio es sutil y luego va haciéndose cada vez más intenso.

Almizcle: El almizcle es una de las notas sexys más conocidas en perfumería. Le aporta al aroma intensidad y fuerza.

Modo de uso

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Después de aplicarla, evita frotar la piel. Esto descompone la fragancia y hace que se desgaste más rápidamente.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

La fragancia se intensifica con el calor del propio cuerpo, por eso se suele aplicar en las zonas de más calor o puntos de pulso, como las muñecas, detrás de los codos, en el pecho y en el cuello.
Después de aplicarla, evita frotar la piel. Esto descompone la fragancia y hace que se desgaste más rápidamente.
Además, es recomendable guardar la fragancia en un lugar fresco, alejado del sol, para conservarla mejor.

comentarios
Comentarios   0  
0   Puntuación media